kromamusik
           
 
by Irune Serna
  home statement contact  
               
 
 
     
     
 
   
 
  Muses machine, 2021.  
     
     
 
* Es imprescindible utilizar un ordenador o un equipo que tenga un teclado para que funcione la muses machine.
 
     
 
concept
 
 

Esta obra permite crear composiciones musicales a la vez que visualizar en pantalla diferentes objetos y figuras geométricas en función de las tres escalas musicales que incluyo en el teclado. Además de ritmos, sonidos y variaciones musicales, que he creado expresamente para la muses machine con un piano Yamaha Clavinova CLP-380 y el programa Logic Pro X, algunas de las teclas incluyen las partes de una frase de Jane Austen en “Pride and Prejudice” que aparecen en la pantalla cuando se teclean a la vez que escuchamos a una persona leerlas en voz alta.

Pero incluso antes de poder acceder a la máquina, cuando se pulsa la banderita verde, comienza un descenso de palabras por el centro del escenario, a la vez que una voz masculina nos las lee entre sonidos de suspense, invitándonos a pulsar cualquier tecla para empezar a crear. En concreto, dice lo siguiente: Press any key to boot the muses machine.

Y a partir de ahí quien se acerque a la máquina de las musas lo que tiene en sus manos es la capacidad de ir pulsando las teclas que más le atraigan en ese momento, y con ello va a poder construir diferentes resultados.

Puede escuchar notas musicales, bien de forma individual, o en forma de unas variaciones de las citadas notas, todo ello en tres escalas, una que va a producir además del sonido individual de la nota, unos círculos de colores en el centro del escenario, en los que los colores se corresponden con la escala de notas y el cromatismo del arco iris; otra que está acompañada de bloques de colores, también vinculados a la nota en cuestión, y que con diferentes tamaños aleatorios se deslizan por la pantalla desde un origen aleatorio y hasta un destino también aleatorio en el fondo de la misma; y una tercera en la que las variaciones sonoras se acompañan del dibujo de polígonos de colores de una forma aleatoria.

Puede pulsar también algunas teclas que simplemente incorporan diferentes ritmos a la creación, o incluso la barra espaciadora lo que va a producir es el borrador de los polígonos que pudieran estar en la pantalla.

Las teclas que producen los diferentes fragmentos del texto de Jane Austen son diferentes de las que generan sonidos, y si se tecleara la secuencia en el orden adecuado, cosa que el espectador desconoce porque lo que se pretende es que deje volar su espontaneidad, su creatividad y su capacidad de investigación, podríamos leer y escuchar el fragmento completo, que dice así: I cannot fix / on the hour, / or the spot / or the look / or the words / which laid in foundation. / It is too long ago / I was in the middle / before / I knew / that / I had begun.

Cada uno de los fragmentos de estas palabras de Jane Austen están escritos en diferente tipografía y surgen en lo alto del escenario y van deslizándose hasta desaparecer por el fondo mientras una voz femenina nos lee en voz alta su contenido. Esta frase la he elegido porque muchas veces, cuando estás dentro de un proceso creativo, la inspiración no está fuera, sino que ya está dentro de ti y ya ha hecho un camino para crear algo en el momento en el que tú te das cuenta de que eso ha sucedido.

La idea detrás de todo el proyecto es crear una máquina de las musas que nos permita probar, indagar, buscar la inspiración, pero que no nos lleva tanto a una obra concreta, sino que la obra se crea a partir de la interacción de quien pulsa las teclas, pero además todos los elementos que aparecen en la pantalla son efímeros en sí mismos, duran un tiempo, y después desaparecen, bien porque se borran (los polígonos), porque se esconden (los bloques y los círculos) o porque se deslizan hasta desaparecer por el fondo del escenario (las palabras).

De esta forma se refuerza la idea de creación, de ser un espacio para la inspiración y no tanto un elemento para crear una obra que permanezca, pero a la vez permite que esa experimentación juegue con la sorpresa de quien maneje el ordenador, con su capacidad de memoria, con su espíritu de indagación y con su carácter más o menos aventurero.

 
     
     
     
  Home Facebook Instagram Twitter Youtube Mail